Prion test

13/07/2017

Prion test para el autoclave

Requisitos legales

Todas las instalaciones sanitarias están obligadas a realizar periódicamente actividades de esterilización que garanticen la seguridad a los trabajadores frente a agentes patógenos responsables de enfermedades de transmisión. Estas actividades se rigen por las directrices que se definen en el Decreto Legislativo 81/2008 y ss., en el que se establecen las medidas específicas a aplicar para que los responsables de las instalaciones sanitarias se aseguren de aplicar todos los procedimientos necesarios para la esterilización y la descontaminación de los instrumentos y herramientas quirúrgicas, así como del entorno en el que se trabaja.

Sometidos a esta regulación legislativa de tipo higiénico sanitaria, se debe mantener el mismo régimen de higiene y seguridad, tanto para los pacientes como para los trabajadores no solo en instalaciones hospitalarias, ambulatorios, consultas privadas y clínicas veterinarias, sino también las consultas dentales.
Con este objetivo nacen máquinas esterilizadoras especiales, los autoclaves, con las que se consigue la descontaminación de los microorganismos adheridos a los instrumentos de trabajo del dentistagracias a la acción física del calor.

Un mantenimiento adecuado de los autoclaves es la base de una correcta descontaminación del instrumental, por lo que cada máquina deberá someterse periódicamente a ciclos específicos de seguimiento, esenciales para evaluar el funcionamiento.

Dada su extrema importancia, cada autoclave dental debe contar con el Prion test, un ciclo en el que los materiales y la cámara de esterilización alcanzan una temperatura de 134°C, un valor indispensable para que el prión responsable de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se inactive y destruya totalmente.
Por lo tanto, el Prion test permite evaluar la posible exposición de instrumental, materiales y cavidad del autoclave dental al ciclo de esterilización específico, para evitar posibles contagios y cumplir, en virtud de ley, con las directrices sobre las actividades de esterilización.

Por lo general el Prion test suele durar entre 20 y 30 minutos y al finalizar se podrá realizar un control posterior utilizando viradores específicos de control que, colocados en la cámara sometida al ciclo, comprueban que se ha efectuado la esterilización completa.
Estas normas resultan indispensables y fundamentales en todas las consultas dentales, porque el correcto mantenimiento de los autoclaves dentales y su esterilización periódica, garantiza no sólo la funcionalidad, sino sobre todo la eficacia, una característica que inevitablemente se traduce en la calidad del servicio ofrecido.
Además, la ejecución del Prion test es obligatoria por ley y protege la salud y la seguridad de cada trabajador sanitario que maneja el instrumental de trabajo, que podría entrar en contacto con microorganismos patógenos, contrayendo enfermedades de cierta gravedad y, por consiguiente, ser un vehículo de transmisión de patologías infecciosas y contagiosas graves, al actuar como enlace entre el foco de infección y el público.

Categorías

Top